Saltar al contenido

Comprar Arcos y Flechas de Madera “seguros” y baratos, con seguro para flecha es el mejor regalo en 2019

En DEMADERA tenemos una amplia selección de arcos de flechas de madera. Pero siempre con la premisa de “ante todo la seguridad de los niños”. Para que si no tienes más remedio que regalar un arco de flechas . Al menos tengas la seguridad de que ningún daño físico se les pueda causar.

arcos de flechas de madera

¿Porque son tan seguros nuestros arcos de flechas de madera 2019?

Hemos prestado especial atención a todos los puntos críticos, que puedan hacer de un arco de flechas de madera, un juguete como mínimo tan seguro como otro cualquiera.

Así por ejemplo nuestros arcos de flechas de madera:

  • Son de escaso peso, de manera que su cordaje no pueda ser estirado con la suficiente fuerza como para dañar a un menor.
  • Las flechas son siempre romas o bien tienen  un acabado en ventosa no dañina. Dichas ventosas además se unen con fuerza al cuerpo de la flecha, para dificultar su arrancamiento. De manera que limitamos el que un menor se la pueda tragar accidentalmente.
  • Incorporan distintos tipos de seguros para flechas
  • En cada juego de arcos de flechas de madera, viene claramente indicada, la edad para la que el juguete esta pensado. Además del mensaje de “utilizar ante la presencia de un adulto”.
  • Solemos añadir modelos con diana. Intentando fomentar lo que es el deporte del tiro con arco, en si mismo y agudizar la puntería.
  • El cuerpo de nuestros arcos, no presenta zonas, donde poder engancharse especialmente con los deditos, en el momento de cargarlos.
  • Por lo demás estos arcos de flechas de madera, están diseñados para soportar sin problemas el uso que día a día, que cualquier niño les someterá.
  • Todos nuestros arcos de flecha de madera, tienen el certificado de seguridad europea emitido por la C.E.

¿Porque comprar arcos de flechas de madera?

La razón es muy simple, porque los niños copian lo que ven. Y desde las películas, series de tv etc, ven arcos de flechas y por lo tanto desean tener uno.

Con independencia pues de nuestra forma de pensar, en DEMADERA, si que tenemos claro de que al menos este tipo de juguetes sea completamente inofensivo. Y que su conocimiento sea, para todo niño, la base de su futuro rechazo.